La endodoncia se refiere al conjunto de procedimientos dirigidos a tratar la patología del tejido pulpar o “nervio” que ha sido dañado.

Para llevar a cabo este tratamiento se emplea anestesia local. Se aísla la zona con un dique de goma y se abre un acceso a la cavidad donde se encuentra la pulpa o “nervio”. Después, se instrumentan los conductos, se vacían de contenidos orgánicos, se desinfectan con hipoclorito de sodio y se rellenan tridimensionalmente con gutapercha.

Existen algunos casos más complejos, en los que se requiere el empleo de técnicas y materiales muy específicos.