La ortodoncia, en cambio, es la especialidad que diagnostica y corrige las maloclusiones (mal posiciones dentarias) durante el período de crecimiento del paciente o luego de que este haya concluido. La ortodoncia solo puede corregir las posiciones de los dientes, no de las estructuras esqueletales (maxilares).
Los aparatos utilizados en la ortodoncia son fijos (adheridos a los dientes) llamados brackets. Estos aparatos pueden ser metálicos o estéticos.


La Ortodoncia es la especialidad odontológica encargada de corregir los dientes y huesos que se encuentran en posición incorrecta. Entre los problemas dentales que corrige, destacamos:
➡ Apiñamiento dental.
➡ Espaciamiento o diastemas.
➡ Línea media desplazada.
➡ Mordida abierta.
➡ Mordida cruzada.
➡ Sobremordida.
Dependiendo del problema, el dentista recomendará el sistema de Ortodoncia más adecuado.
Un tratamiento de ortodoncia implica muchos beneficios para la salud bucodental, pero también para el estado de salud general.➡ Mejoras en la estética de la sonrisa y, con ello, en la autoestima y en el bienestar emocional.
➡ Una mejor higiene facilitando el acceso del cepillo de dientes y reduciendo la placa bacteriana acumulada.
➡ Mejora de la eficiencia masticatoria y deglución de alimentos.
➡ Estabilidad de la articulación temporomandibular, evitando dolores de mandíbula, cabeza o contractura.